27 Enero 2016

Alex Aranzábal, presidente del Éibar y profesor de LaLiga-UCAM University, imparte clases esta semana en el máster MBA Sports Management a alumnos de veinte nacionalidades: “Es un gran logro para LaLiga, que se está posicionando como la mejor liga del mundo, y para la UCAM”

La gestión económica en el fútbol es uno de los grandes asuntos de actualidad y la Sociedad Deportiva Éibar es uno de los ejemplos más claros en los últimos años de crecimiento sostenible ligado al éxito deportivo. Alex Aranzábal, presidente del club armero y profesor de LaLiga-UCAM University, está impartiendo esta semana su asignatura ‘Economic Management’ (Gestión Económica) del máster MBA Sports Management en el Campus de Los Jerónimos y ha querido aprovechar la ocasión para presentar su libro ‘Otro fútbol es posible: El modelo Éibar’ en el que explica el proceso que ha convertido al conjunto de Ipurúa en un club sólido económicamente que milita en la mejor liga del mundo.

Aranzábal estuvo acompañado en el acto por los alumnos internacionales de su máster que proceden de veinte países diferentes de los cinco continentes: China, Canadá, Eslovenia, Italia, Portugal, Rusia, Estados Unidos, Singapur, India, Ghana, Brasil, Australia, Argentina, Israel, Indonesia, Rumanía, Chipre, Georgia, Egipto y España. El presidente del club de Ipurúa se mostró “sorprendido por la calidad de los contenidos y por la variedad en los lugares de origen de los estudiantes. Es un gran logro para LaLiga, que se está posicionando como la mejor liga del mundo, y para la UCAM”.

Junto a José Moya, director de LaLiga-UCAM University, Aranzábal explicó las claves del éxito del modelo del Éibar: “Somos un club humilde que hace tres años estábamos en Segunda B y ahora estamos en Primera División. La parte económica es fundamental, desde ahí se construye todo lo demás. A partir de ahí hay que resolver los retos que te ofrece la parcela deportiva. El Éibar no puede fichar como otros equipos, tenemos que hacerlo de forma inteligente para buscar un jugador de un perfil concreto. Lo económico es la base y desde ahí se construye un modelo deportivo que tiene que ser realista”.

Para Aranzábal también es clave que los futbolistas no antepongan sus intereses a los del equipo: “Es muy importante la unidad del vestuario y que haya un código de valores compartido. Mendilibar decía que en el Éibar no se podían permitir actitudes como las de jugadores que se enfadan cuando les cambian. Las individualidades tienen que estar siempre por debajo del colectivo. Si se rompe el espíritu de equipo seguro que el Éibar bajará”.

Hace cuatro años el Éibar contaba en Segunda B con un presupuesto de un millón de euros, en la Liga Adelante logró el ascenso a Primera con poco más de 3 millones de presupuesto (el más bajo de la categoría) y a día de hoy cuenta con 32 millones en Primera División: “Nuestra política de ‘déficit cero’ la llevamos aplicando durante varios años. No tenemos deudas. Ya mucho antes de que LaLiga estableciera el control económico nosotros lo hacíamos así. Eso no quita para que seas valiente. A mucha gente le llama la atención que estemos apostando por la internacionalización entre nuestras prioridades. Eso quiere decir que dentro de nuestras limitaciones pensamos que el fútbol es un negocio global que se juega en todo el mundo”.

También reconoce que una vez que llega el éxito deportivo lo difícil es tener los pies en el suelo: “Es muy complicado gestionar el éxito. Hay que tener la cabeza fría. Intentamos recordar nuestros orígenes humildes y que el éxito no nos vuelva locos”.

El modelo UCAM

La Universidad Católica de Murcia, entre sus apuestas por el deporte, cuenta con un equipo de fútbol que milita en Segunda División B. Sobre el modelo de la UCAM y su visión en el mundo del deporte y del fútbol, el presidente armero comentó que “para mí la UCAM ha sido una sorpresa muy grata. Desde las instalaciones hasta la variedad y la calidad de los contenidos que se imparten, ver que tiene 16.000 alumnos y que siendo muy reciente tiene una proyección internacional muy fuerte. Se están haciendo muchas cosas y muy bien. En cuanto a la gestión del fútbol me ha impresionado lo que están haciendo”.